VISIONARIOS O EXTRAVAGANTES?

No comments

La utilización de máscaras, mascarillas o antifaces como complemento en moda no es ninguna novedad. Es por ello, que a lo ancho y largo de la historia reciente de la moda y como no, de las pasarelas, hemos podido ver desde máscaras faciales con filtros de aire, hasta estilos de mascarillas más vanguardistas, sin dejarnos por supuesto, la exquisitez de las que sin ser joyas, rozaban lo estéticamente divino. Por tanto, podemos afirmar que este misterioso accesorio se ha utilizado para aportar intriga y drama en colecciones, conectándose a la par, con el sentido  místico que transmiten. Y es que el significado de las mismas siempre ha estado relacionado con lo religioso y lo teatral.
La firma Maison Martin Margiela (hoy Maison Margiela), ha sido la pionera en la utilización de este tipo de complemento facial.Su diseñador, que en raras ocasiones hizo una aparición pública durante su carrera, cuidaba su privacidad en beneficio de la propia marca, comenzando en ello a proteger a sus propias modelos de miradas indiscretas y creando máscaras con joyas personalizadas que cubrían por completo sus caras., acaparando así toda la atención en su colección y no en la top del momento.Es más, desde que Martin Margiela lanzó su sello en 1989, tanto el, como todos los que diseñaron para la Casa de alta costura Parisina, no sólo es que fueran tímidos con las cámaras, sino que prácticamente no existían. Hay quien opina que este anonimato es potencialmente lucrativo, pero lo cierto es que Margiela siempre se ha mantenido en la línea de vender la “calidad” y “exclusividad” de sus diseños y no a su director creativo como celebridad mediática.Cabe mencionar que incluso en sus oficinas, cada empleado/a utiliza una bata blanca de laboratorio para cubrir sus elecciones de estilo personal. Algo que por otro lado, no resulta para nada extraño dentro del mundo de la moda.

También otras grandes firmas como Alexander McQueen, Viktor & Rolf o Thom Browne por ejemplo,  han hecho que sus diseños y su sentido del arte en moda, tuvieran como exponentes en sus colecciones  la utilización de máscaras, buzos y mascarillas.

En sus comienzos fue conocido como el “hooligan” de la moda inglesa por su pelo rapado y sus botas de estilo militar, además de la extravagancia de sus diseños y presentaciones, gracias a los que se hizo un hueco y finalmente brilló en el mundo de los grandes diseñadores.Desde el inicio de su carrera Lee Alexander McQuuen, se caracterizó por plasmar en sus diseños la excentricidad, creatividad y genialidad, que sin duda, detonaban los demonios que atormentaban su mente.En la colección RTW (ready to wear) otoño-invierno 2010/2011 Alexander presentó un desfile lleno de estampados, con diferentes texturas efecto lejía, y como complemento mascarillas en algunos de los modelos.
En este momento actual que vivimos, se ha puesto “de moda ” por otra circunstancia. Debido a la relevancia que está adoptando y la cantidad de empresas y particulares que están produciendo o creando manualmente este artículo, vamos a transformar las calles de cada una de nuestras ciudades del mundo, en una pasarela de arte y moda.


María Cano.

AdminVISIONARIOS O EXTRAVAGANTES?

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *